No voy a entrar en detalles ni quien soy ni quien seré ...



No busco gustar ni tan siquiera que se lea...



Simplemente, un rincón para mí...



Da lo mismo quien abra esta ventana.



No importa tan siquiera lo que pueda pensar...



Sentirme es lo único que persigo...



lunes, 25 de julio de 2011

DO SOSTENIDO

Dos cuerpos se encuentran, no se conocen, simplemente saben el uno del otro por suposiciones.  Por lo que uno dice y el otro lee, por lo que queremos que sea o por lo que imaginamos que puede ser, por confluencia de ideas, por deseos que se comparten.
Un primer contacto cara a cara, buena conversación y distensión en el ambiente, buen feeling…
Un encuentro sexual, no es un solo aquí nos encontramos y aquí nos marchamos. Un encuentro sexual es querer hacer gozar , es sentir el placer del otro como tuyo, por muy desconocidos que se pueda llegar a ser.
Es querer materializar todo aquello que sabemos del otro, compartir mutuos placeres.
Y así fue…
El primer instante siempre son momentos de incertidumbre, él a pesar de mi tardanza (por no encontrar el punto de encuentro) mantenía su calma y sonrisa, es de agradecer.
Ya en nuestro refugio el tiempo paso bajo la influencia del placer… el pacto estaba hecho. Hay días  donde las explosiones son grandes picos con sus subidas y sus bajadas, pero en  esta ocasión fue un DO SOSTENIDO, donde la sucesión de mis orgasmos se encadenaban en las alturas bajo la influencia de su hábil proceder, cuando creías que la bajada iba a acaecer un cambio de movimiento, un juego de su lengua hacía remontarme hacia una nueva subida…
Entre palabras, entrecortadas por mi parte y  placeres escuchaba mi cuerpo sentirse objeto de alguien deleitándose en el juego de dar…
Es de recibo devolver lo que te dan , se lo debo…
  

2 comentarios:

Beau Brummel dijo...

Si es que, Lady Jo, no hay mayor placer, y mejor compartido, que el que se disfruta en la compañía adecuada.

Besos sostenidos, Lady metalina.



(muchas gracias por su despedida)

Jo dijo...

Más que despedida un hasta luego...
Besos